Quizás el más temido de los momentos de todos los corredores cuando se enfrentan a la maratón, es el famoso muro. Tanto si es tu primera vez, como si tienes varias medallas de “finisher” en la vitrina de tu salón, es inevitable no escuchar sobre este enemigo común a todos los corredores.

UN POCO DE HISTORIA

Cuenta la historia que en maratón, municipio de la costa oriental del Ática, desembarcó el ejército persa de Darío I, padre de Jerjes, para enfrentarse a los atenienses en la conocida Primera Guerra Médica

Existen muchas hipótesis sobre la verdadera historia de lo que realmente sucedió hace más de 2.500 años, pero el mito de Filípides, consistió en recorrer la distancia que separaban las costas de Maratón y Atenas, avisando a los griegos de su victoria frente a los persas. 

El ejercito persa de Darío I había declarado que de hacerse con la victoria en Maratón, acudirían a la ciudad griega a violar a las mujeres y asesinar a los niños, por lo que las propias griegas decidieron que de no recibir noticias de una victoria helena en 24 horas, serían ellas mismas quienes sacrificarían la ciudad. Este fue el motivo por el que Filípides fue enviado con tanta premura a Atenas.

EL MARATÓN EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS MODERNOS

El origen del maratón en nuestra era moderna, tiene lugar en 1896, durante los primeros Juegos Olímpicos Modernos, cuando Pierre de Coubertin, pedagogo francés, generó el movimiento olímpico.

Durante la celebración de los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, disputados en el estadio Panathinaikó (Atenas) entre el 6 de abril de 1896 y 15 de abril de 1896, participaron un total de 241 atletas masculinos. No hubo presencia femenina hasta 1900 disputando únicamente las competiciones de golf y tenis, dado que el barón Pierre de Coubertin era contrario a su participación. No fue hasta 1928, durante la celebración de los JJOO de Ámsterdam, hasta que las mujeres tuvieran una presencia notable en los Juegos Olímpicos, donde 300 mujeres pudieron participar en las pruebas de atletismo. 

El primer atleta que rindió homenaje a Filípides alzándose con la victoria en la prueba de maratón en los JJOO, fue Spiridon LouisSpyros“, un vendedor de aguas en las calles de Atenas, que sorprendió a todos los presentes al vencer a varios atletas con renombre internacional.

LA DISTANCIA DEL MARATÓN

No siempre se ha establecido la maratón en 42,195km, tal y como la conocemos hoy en día. La distancia real que hay entre Maratón y Atenas es de 37,7 km. De ahí que la primera edición de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna de esta emblemática carrera se realizaran sobre esta distancia.

Fue durante los JJOO de Londres 1908, cuando se estableció la distancia actual. Para que la reina pudiera ver la salida de la carrera desde el Castillo de Windsor.

Los organizadores se vieron obligados a modificar dicha distancia dado que la carrera tenía que finalizar en el estadio olímpico, estableciéndola en los conocidos 42,195km. 

PREPARAR UN MARATÓN

Acabar un maratón es uno de los sueños de cualquier runner desde que empieza su etapa como corredor. Antes de enfrentarse a esta prueba, es recomendable pasar por varias pruebas de distancia menor antes de dar el paso al maratón, como pueden ser las pruebas de 10 kilómetros y media maratón

La preparación es otro de los desafíos a los que se enfrenta el corredor. Y es que preparar bien la mítica distancia no es tarea sencilla, dado que puede llevar a consumir mucho tiempo del día a día y puede resultar bastante duro combinar con el ritmo diario de nuestras vidas.

Uno de los aspectos fundamentales a cuidar en la preparación, es el número de kilómetros semanales que debería hacer el corredor. Existen muchos y diversos estudios, pero generalizar en este caso es bastante difícil. En principio, dependerá del objetivo de cada uno de los corredores, y encontraréis por la web multitud de planes preparados para un objetivo concreto. Los atletas profesionales, por ejemplo, pueden llegar a superar con facilidad los 200 kilómetros semanales. Sin embargo, el corredor popular, debería realizar aproximadamente entre 70-110 kilómetros semanales, tratando de evitar el enemigo común en esta prueba, el famoso muro del maratón.

EL MURO DEL MARATÓN

Los corredores coinciden que suele encontrarse aproximadamente en el kilómetro 30, cuando notan que su cuerpo no empieza a funcionar como en los kilómetros previos. Se produce cuando nuestro cuerpo agota todas las reservas de energía de las que dispone para el esfuerzo físico.

El cuerpo al realizar un ejercicio de alta intensidad, toma energía de los “tanques” de glucógeno en primer lugar. Estos “tanques” tienen una capacidad apróximada de 2.000kcal, que aproximadamente nos dan para cubrir los primeros 30km’s de la carrera. 

Cuando el glucógeno se agota, el cuerpo tiende a consumir grasas, proceso que requiere de más consumo de oxígeno, produciendo así una mayor fatiga.

DERRIBA EL MURO

¿Se puede prevenir la aparición del muro? Existen bastantes cosas que podemos hacer para tratar de evitarlo y cualquier detalle puede derrumbar muchas semanas de preparación. ¿Que podemos hacer al respecto? A continuación, enumeramos un conjunto de cosas que podemos hacer para derribarlo.

  • Entrena en función de tu objetivo. Hay que ser consecuente con el objetivo que se busca en la prueba. Lleva una buena planificación en cuanto a kilómetros semanales y síguela a rajatabla. Piensa que el día indicado, tendrás que superar 42,195 kilómetros.
  • No sólo se entrena el físico. Muchos corredores sólo pretenden estar bien físicamente, pero hay muchas más variantes el día indicado. Y no solo psicológico. Aparte de entrenar en plano psicológico, es necesario que entrenes lo que vas a desayunar el día de la carrera, la ropa que vas a llevar, los geles que tomarás, como vas a hidratarte durante la maratón,… Dejar algo al azar, puede suponer que la moneda salga cruz, y tire por tierra toda la preparación previa.
  • Hay que ser constante. Es necesario llevar una constancia diaria sin saltarte ningún entrenamiento, dado que será la base para alcanzar el éxito de la carrera.
  • Compite durante la preparación. Competir 3-4 semanas antes una media maratón es fundamental para ver como afrontamos el maratón. Además trata de compaginarlo con al menos 1-2 carreras de 10.000m o 5.000m que permita coger confianza.
  • Realiza una carga de hidratos los días previos. Es típico ver las pizzerias llenas los días previos a los maratones. Es importante cargar bien las reservas de hidratos para llegar a la línea de salida con la suficiente confianza de tener la energía suficiente para el evento.
  • Descansa lo suficiente. Es muy importante descansar de 7 a 8 horas diarias.  La carga de kilómetros debe asimilarse desde el descanso y además, descansar de ejercicio físico de 1 a 2 días semanales en función del objetivo.
  • Utiliza vaselina para las zonas sensibles de rozaduras. Es común encontrar en el kilómetro 35 a muchos corredores con multitud de rozaduras que incomodan bastante para correr. Las zonas más propicias son los pezones y las ingles. Pero además, existen muchas zonas como los pies, axilas,… que pueden sufrir de rozaduras.
  • Disfruta de todo lo que rodea la prueba. En muchas ocasiones, nos ensimismamos y nos tensamos a la hora de correr. Hay que tener claro que esto lo hacemos con el objetivo de disfrutar.

También te puede interesar...

Compartir en Redes Sociales