LA MÚSICA PARA CORRER

Jornada dura de trabajo. Llegas a casa. Te quitas la ropa, te pones algo cómodo y te relajas por un momento. Fuera, en la calle, ha caído la noche e incluso avisan del descenso de las temperaturas de hasta 4 grados. Tienes un objetivo y éste, no entiende de pereza ni de bajas temperaturas. 

Día tras día, nos encontramos con situaciones parecidas a ésta. El evento que llevas un año esperando y preparando durante más de 2 meses, está a la vuelta de la esquina y no puedes fallar, pero la pereza se va haciendo camino.

Tras varios momentos de indecisión, de dudas y del saber que si no sales a entrenar, te arrepentirás al finalizar la jornada, te decides calzarte las zapatillas y vestirte con ropa de running para la batalla que te aguarda en las calles de la ciudad. 

Te esperan 15 kilómetros, en los que posiblemente te evadas de tu jornada laboral, prepares tu día siguiente, o simplemente, cambies el mundo. Te acercas a por el cortavientos y tan sólo te falta recordar donde dejaste los auriculares para dar al play a esa playlist de Spotify que hiciste en la playa, pensando que te acompañaría en todos los rodajes de tu preparación. 

Sin embargo, es una lista que llevas escuchando durante todos los rodajes de la preparación y te apetece cambiar, buscando esa subida de adrenalina que te haga soñar con el día de la carrera.

Mientras bajas por el ascensor, abres tu app de Spotify buscando esa playlist de música para correr. Tras un primer vistazo, encuentras entre los primeros puestos nuestra playlist de música y le das a reproducir. Suena bien. La primera canción invita a escuchar la segunda, y ésta a su vez la tercera, olvidando así el frío que nuestros guantes nos recuerdan al parar el cronómetro en el primer semáforo que nos conduce a nuestro parque preferido.

Pasan los kilómetros y cuando quieres ver la distancia recorrida en tu pulsómetro garmin, ves que llevas más de 9 kilómetros y cada zancada hace motivarte más. Recuerdas tu última carrera cruzando la meta y haciendo tuya en ese momento, nuévamente esa sensación de victoria. 

Llegas a casa. Has cumplido. 15 kilómetros por debajo de 5’/km. La meta del evento que estás esperando se ve más cerca. Toca descansar. Mañana será otro día…

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

A pesar de estar muy extendido entre los corredores, no todos lo ven con buenos ojos. Cada corredor tiene sus hábitos y muchos prefieren escuchar el latido de sus zancadas en lugar de una playlist de música running. 

No todo son ventajas a la hora de correr con música. Veamos, pues una lista de sus ventajas e inconvenientes de llevar auriculares.

VENTAJAS

  • Retrasa la aparición de fatiga. Es inevitable la aparición de este componente en el cuerpo humano, pero al escuchar música mientras se realiza ejercicio, la mente es capaz de evadirse de los momentos iniciales de la fatiga.
  • Estimula el cerebro. Al escuchar música que te motiva, se produce la liberación de endorfinas, generando una gran sensación de bienestar al cuerpo. 
  • Asociación del ritmo. El cerebro es capaz de asociar el ritmo de la música al de la zancada, creando así una atmósfera que permita evadir al corredor de sus preocupaciones diarias.

DESVENTAJAS

  • Produce distracción en el corredor. El hecho de ir escuchando música para correr puede producir una distorsión del entorno, favoreciendo todo tipo de accidentes, desde una torcedura de tobillo, a llegar incluso a producir una accidente de tráfico.
  • Aumenta la frecuencia cardíaca. Sin más remedio, la fatiga al final acabará haciendo acto de presencia, debido al aumento de nuestro ritmo y nuestra frecuencia cardíaca. 

¿QUÉ DICEN LOS ESTUDIOS?

Según un estudio realizado por el psicólogo deportivo Costas Karageorghis, la música puede reducir hasta en un 10% el Índice de Esfuerzo Percibido (IEP) o Rate of Perceived Exertion (RPE), durante la realización del ejercicio físico. 

Por su parte, en 2004, Atkinson, Wilson y Eubank llevaron a cabo un experimento donde contaban con un grupo de 16 jóvenes a los cuales los hacían recorrer una distancia de 10km en bicicleta en el menor tiempo posible. Éstos, fueron divididos en 2 grupos. Un grupo realizaba la prueba en primer lugar con música y unos días más tarde, sin música. El otro grupo, lo hacía al revés. Ésta prueba determinó que el resultado de los sujetos, fue significativamente mejor cuando se realizaba bajo los efectos de la música.

Otro estudio, en 2010, realizado por Schneider, Askew, Abel y Strüder, evidencia la capacidad humana de sincronizar movimientos con el ritmo de la música, convirtiéndolos en más eficaces e influyendo en una mejora del rendimiento físico.

¿SABÍAS QUE…?

Los organizadores del maratón de Nueva York prohibieron el uso de reproductores de música durante el evento, lo que provocó un considerable debate en los medios de comunicación sobre los efectos de la música en el deporte, además de cientos de quejas de los corredores. De hecho, los corredores que consiguieron “esconder” sus reproductores en la salida y fueron identificados durante la carrera, fueron descalificados. La razón por la que se prohibió su uso, fue porque los organizadores lo consideraron como “dopping emocional”.

Tanto si eres runner que actualiza su playlist de música running a diario, como si eres un corredor al que le gusta escuchar sus zapatillas aplastando hojas, para todos va dedicada estas playlist que hemos creado en Spotify con el objetivo de alcanzar una meta. Y no es otra que correr con una sonrisa de oreja a oreja.

También te puede interesar...

Compartir en Redes Sociales